EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



jueves, 29 de mayo de 2008

ENTRALA. HISTORIAS EN ROJIBLANCO


Tener casi la condición de octogenario da para muchas historias. Aunque nuestro Granada CF pueda exhibir con orgullo (que hacemos nuestro sus fieles) el meramente honorífico título de histórico, para qué vamos a engañarnos, esa historia es la de un club casi siempre en apuros y ayuno de grandes proezas futbolísticas. Y las pocas veces que se contó entre los mejores pasaron hace ya tantos años que hay varias generaciones de granadinistas que ni saben lo que eso significa.

No obstante, a pesar de su modestia, es el rojiblanco un club, además de histórico, también bastante (o, por lo menos, suficientemente) “historiado”. Pese a que no estamos ni mucho menos ante uno de los grandes -ni siquiera ante un mediano- hay a disposición del hincha varias obras publicadas (y algunas de gran calidad) que hablan del todavía vigesimocuarto del ranking nacional, de lo que es y de lo que fue, y que nos permiten que esos inaprensibles momentos en que nos sentimos arrebatados de emoción, de júbilo, de felicidad, y también de decepción, de ira..., aquellos fugaces momentos en que vibramos como los chiquillos que seguimos siendo todos los forofos, podamos volver a vivirlos, porque recordar es vivir otra vez, que dijo algún sabio. Distintos plumíferos se han encargado de que lo que de otra forma se habría perdido podamos tenerlo muy presente y forme parte de un acervo común que enriquece a la entidad.

Así, y sin minusvalorar otras dignas aportaciones, destacaré la magnífica, emotiva y documentada trilogía («Adiós a Los Cármenes», «Los finalistas del 59» y «Devocionario rojiblanco») que lleva la firma de Ramón Ramos. Y, cómo no, los no menos excelentes trabajos de Antonio Lasso («Una vida en rojiblanco») y de Antonio Prieto («Paso a paso rojiblanco»), muy útiles para conocer el dato preciso y la intrahistoria. Todos ellos son además autores de innumerables artículos sobre el fútbol granadino.

Pero como obra imprescindible para todo aquel que quiera conocer con detalle la historia de nuestro Graná, contamos con los mil y un sabios trabajos periodísticos de ese maestro de la historiografía rojiblanca que se llama José Luis Entrala, reflejada en cientos de reportajes y en dos extraordinarios coleccionables: su «La historia del Granada CF», publicada en sesenta entregas en Ideal en el verano de 1986, y su «60 partidos inolvidables», publicado en otras tantas sesenta entregas entre octubre de 2003 y marzo de 2004 en Granada Hoy. La primera de estas compilaciones recoge temporada por temporada todos los avatares por los que atravesó la entidad rojiblanca desde su fundación hasta la 85-86, y en ella no falta todo lo destacable, tanto lo grande como lo pequeño. La segunda profundiza en momentos puntuales y clave en la historia granadinista, dando saltos en el tiempo, desde su primera y blanquiazul época hasta el fatídico partido contra el Quintanar, en fechas recientes. Con todo el rigor que exigen los ensayos históricos y con un estilo muy ameno, salpimentado con su pizca de retranca, nos cuenta Entrala todo lo que cualquier granadinista no debe ignorar acerca del objeto de su veneración. Ambos excelentes trabajos, ilustrados por un sin fin de fotos (cuyo conjunto constituye ya de por sí otro tesoro), podrían ser catalogados como una suerte de “biblia rojiblanca”.

El fútbol es pasión, delirio, congoja, obsesión..., y muchas otras cosas. En un estadio no se producen bienes tangibles más o menos perecederos, sino que lo que allí se compra y se vende es otro tipo de bienes no menos importantes y hasta tan necesarios: sueños, ilusiones, alegrías (y tristezas), pero sobre todo, emociones. Todas esas cosas -tan nutritivas- pueden más o menos perdurar en nuestros recuerdos, pero aquello que las produce tiene el inconveniente de su fugacidad, pues un segundo después de estrellarse el balón contra la red ese momento mágico ya sólo existe en la memoria, ya es historia. Luego el fútbol también es historia. La historia, las historias del fútbol constituyen todo un sabroso sub-género literario al que no le falta su legión de apasionados seguidores, entre los que me incluyo: la batallita futbolera, el qué y el cómo pasó lo que hizo que llegáramos a experimentar todas esas sensaciones. Entrala admirablemente consigue en sus entretenidos escritos que revivamos las emociones de los éxitos y fracasos del dentro de poco octogenario club, transmitiendo al mismo tiempo el gran amor al rojiblanco desde el que se concibieron.

El tiempo pasa y no perdona ni a los mejores. Llegados a los momentos actuales, alguien tan versado en historia granadinista como Entrala ha decidido convertirse a su vez en historia y jubilar la estilográfica. Y, claro, toda una vida dedicada a seguir con pasión al Granada y a hojear amarillentas páginas de diarios encuadernados ha producido un gran tesoro historiográfico en rojiblanco. Lo que son las cosas, ha tenido D. José Luis la humorada de concederme el monumental honor de nombrarme su discípulo y que una parte muy importante de ese tesoro vaya a parar a poder de este tocayo y humilde aprendiz de historiador granadinista, por lo que desde hace poco cuenta un servidor con un importante archivo (que pongo a disposición de cualquier interesado) compuesto por varios cuadernos y ficheros en los que está esbozado el armazón del que salieron los dos magníficos trabajos más arriba comentados. Entre ellos destaco lo que podríamos denominar “Larousse granadinista”, en donde, ordenado por orden alfabético, se puede consultar lo que Entrala anotó de su propia Olivetti y de su propio Bic; allí está todo lo relativo a cualquier persona (jugadores, entrenadores, presidentes, directivos, empleados del club, incluso periodistas y hasta hinchas) que haya tenido algo que ver con el Granada en cualquiera de sus épocas.

Como el chiflado que soy por todas las batallas futboleras y por las de nuestro Granada CF en particular, no tengo literalmente palabras suficientes para expresar lo honrado que me siento con su espaldarazo ni para agradecerle a José Luis Entrala el grandísimo, el inconmensurable favor que me ha hecho con este inesperado regalo. Me consta que es asiduo de esta web, así que quiero desde aquí decirle: maestro, gracias por su trabajo, gracias por su generosidad, gracias por dejarnos a los granadinistas sus dos grandes creaciones, muchísimas gracias por darme la oportunidad de seguir sus pasos.

1 comentario:

Camilo José dijo...

Buenas tardes José Luis:

Soy Camilo Mudarra, me alegro de saludarte. Nos vimos el otro día poco antes de entrar al campo.

Aprovecho para comentarte que soy un ferviente seguidor de tu blog, creo que es una obra de arte, en serio. Al respecto de este artículo, tienes razón, tengo el libro "Paso a paso rojiblanco" y está muy bien argumentado aunque me gustaría ver otros.

Quería preguntarte si has hecho alguna vez algún artículo personal de "Arsenio Iglesias" ya que creo recordar que alguna vez te leí comentar que era un tipo bastante introvertido pero creo que hizo goles y tuvo actuaciones destacadas en su etapa granadinista, no? Es que me gustaría leer algo sobre él.

Bueno, te dejo mi correo por si puedes contestarme (cccami22@gmail.com).

Un abrazo.