EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



miércoles, 1 de agosto de 2012

NACE UN STADIUM



Costaría gran trabajo reconocer este escenario granadino si no fuera por la referencia que no deja lugar a dudas de la Plaza de Toros. Gracias a la silueta del coso taurino podemos situar perfectamente lo retratado. Las tres alturas del Clínico viejo, a la izquierda, y la tapia de la Prisión Provincial, a la derecha, acaban de situarnos: el vial terrizo que aparece en primer plano es lo que hoy conocemos como calle Concepción Arenal.


También podemos ponerle fecha aproximada, a lo que nos ayuda el grupo humano que aparece en el documento, porque los trabajos de albañilería que vemos nos indican que acaban de empezar las obras de vallado de las dos hectáreas de terreno rústico de olivar que en la casería Cercado de Muriel adquirió para campo de deportes recientemente una joven asociación granadina de sólo tres años, que responde al nombre de Club Recreativo Granada. Así que, sin demasiado margen de error, podemos decir que la foto se hizo en marzo o abril de 1934.


En Madrid manda el enésimo gobierno radical-cedista de Lerroux una República que pronto va a estar en ebullición. En Granada, una ciudad que cuenta con apenas 125.000 habitantes, ocupa el sillón de la plaza del Carmen el excmo. señor Corro Moncho. Y en el Recreativo acaba de dimitir el presidente Morcillo, por lo que ha quedado al mando del club el vicepresidente Matías Fernández-Fígares.


Desde las páginas de El Defensor Martinenç clama diariamente para que el proyecto de construcción del nuevo stadium no quede en nada. Hace falta un recinto que esté más acorde con la categoría de la ciudad, porque la “cajilla de pasas” de la Tablas podría muy bien servir para encuentros de regional, pero no para un equipo al que no hace ni un mes le ha faltado poco para dar el salto a Segunda división tras acabar la cortísima liga de Tercera, Subdivisión B, grupo V, de sólo cuatro jornadas, más las eliminatorias de ascenso en las que el Recreativo se deshizo del Gerona pero sucumbió ante el Gimnástico de Valencia tras cuatro partidos de los de saltar chispas, centellas y relámpagos. No se ha conseguido el ascenso, pero habrá dentro de poco una segunda oportunidad que esta vez no se dejará escapar.


En noviembre pasado tuvo lugar la adquisición por el Recreativo, al precio de 5,50 ptas. el metro cuadrado (660 €), de los terrenos que vemos. Pero desde entonces no se ha hecho nada. El apremio de Martinenç a la directiva está justificado ya que si finalmente no se lleva a cabo la nueva construcción o esta se sigue posponiendo, se corre el peligro de expropiación de los terrenos para que en ellos se construya la cárcel de mujeres.


El relevo en la presidencia y la llegada a la misma de Fernández-Fígares determinarán que, aunque no hay dinero, por fin comiencen los trabajos y lo que en la instantánea no pasa de ser un esbozo se convierta en realidad tan sólo ocho meses después y una infinidad de problemas de financiación, y se pueda estrenar el stadium antes de finalizar el año, casi simultáneamente a la categoría de plata del fútbol español.

No hay comentarios: