EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



miércoles, 1 de agosto de 2012

EL GRANADA B Y EL TERCER RECREATIVO



El filial del Granada CF que se llamó Recreativo de Granada fue fundado en 1947 para formar jóvenes valores de la tierra, pero también para poder utilizar a los profesionales que no actuaban en el primer equipo. Así en sus primeros años de existencia se alinearon en el segundo equipo en bastantes jornadas jugadores importantes en la historia rojiblanca como Mas, Toñín, Luiqui, Megino, Carbelo, Unamuno, Fraga y hasta los mismos Trompi y Candi. A cambio Manolo Almagro pasó al Granada de Segunda división, donde fue titular desde finales de los cuarenta, y pronto le seguirían otros también granadinos como Méndez, Cea, Sueza, Requena, Cuerva, Vicente, Guerrero, Rafa, Olalla y Baena, ya en los cincuenta.

En su segundo año de vida y a propuesta de Cholín, míster del primer equipo, el filial cambió su nombre porque se pensaba que con sólo ese cambio se podrían utilizar sin trabas jugadores de la primera y segunda plantilla en una y otra formación: «La directiva acordó la supresión del Recreativo, que de ahora en adelante se denominará Granada Amateur, para que así puedan sus jugadores figurar en uno y otro equipo sin que pesen sobre ellos las disposiciones federativas que delimitan el tiempo que han de pertenecer a cada club», podía leerse en Patria de 25 de agosto de 1948.

Pero el nombre Recreativo, de tan hondas resonancias en el futbolerismo granadino, no quedó vacante. Un grupo de aficionados encabezado por Antonio Fernández Bravo y entre los que se encontraban antiguos jugadores, fundadores del primer Recreativo, como Peregrín, Herranz y Ortiz, decidieron fundar un nuevo club y llamarle Recreativo Granada. El uniforme del nuevo club será camiseta azul, pantalón celeste y medias azules con vuelta blanca «el uniforme del “equipo fantasma”», y jugará como local en el estadio de La Juventud, según la noticia de Ideal de 10 de septiembre de 1948, que añade que el nuevo club ya tiene concertado un amistoso para finales de mes en Baza. En el seno del Granada CF parece ser que la iniciativa de crear este nuevo club no fue muy bien acogida, y así en la misma página en la que Ideal recoge la noticia de la fundación aparece una nota oficial del club diciendo que el equipo que con el nombre de Recreativo se desplaza a Baza nada tiene que ver con el subcampeón regional de liga y copa.

En principio el nuevo club iba a militar en una categoría inferior, pero a última hora fue incluido en el mismo grupo de 1ª Regional que el ahora llamado Granada Amateur o B, junto a Español de Santiago (de Córdoba) Bailén, Baeza y Esperanza de Jaén. El 26 de octubre de 1948 se jugaba la primera jornada. En un clima de gran rivalidad en Los Cármenes el filial Granada B, con: Espinosa; Jaime, Méndez, Díaz; Montilla, Tobalina; Ros, Cea, Laureano Martín, Sueza y Mas, apalizó al nuevo Recreativo, que formó con: Román (Quinito en el 2º tiempo); Vicente, Navarro, Antonio Carmona; Cepillo, Quero; Ríos, Carrillo, Baena, Doncel y Esteban. Hay en esta formación varios componentes que en la temporada anterior militaban en el filial granadinista y a la vez también podemos ver a alguno que pronto cambiará de bando, como Vicente Díaz.

Pero la enemistad primera se transformó en concordia de forma que el nuevo Recreativo pasó a mitad de temporada a jugar sus partidos en Los Cármenes e incluso hubo trasvase de jugadores cedidos entre uno y otro club. Y así, el último partido del campeonato para el B, el de devolución de visita al Recreativo, se jugó también en Los Cármenes el día 1 de enero de 1949 y volvió a acabar en vapuleó, 7-1 se llevó aquel tercer Recreativo ante poquísimos aficionados. El filial granadinista era ya campeón y había ascendido a Regional Preferente después de ganar en Jaén al Esperanza la jornada anterior. El nuevo Recreativo era cuarto (o tercero por la cola) y nada se jugaba. Es un partido con historia porque en él se estrenaron los postes redondeados, sin peligrosas aristas, a que obligaba la nueva reglamentación federativa. Jugaron por el Granada B o Amateur: Julio; Toñín, Méndez, Díaz; Ros Tobalina; Megino, Cea, Requena, Sueza y Díaz Cara. Y por el Recreativo: Román; Delgado, Vicente, Morales; López, Felipe; Ríos, Almagro II, Baena, Martin y Pareja.

Cinco días después, en Reyes, hubo un nuevo enfrentamiento “fratricida” en Los Cármenes entre Granada B y Recreativo y hubo también un nuevo palizón blanquiazul, 9-0. Por el B jugaron: Espinosa; Jaime, Méndez, Tobalina: Ros, Montilla; Carbonero, Cea, Requena, Sueza y Díaz Cara. Y por el Recreativo: Quinito (expulsado y sustituido por Vicente cuando ya iban 7-0); Morales, Vicente, Carmona; López, Linares; Ríos, Almagro II, Baena, Sevilla y Pareja. En este partido lo que estaba en juego era dilucidar qué equipo granadino se proclamaría campeón aficionado y pasaría a jugar la Copa frente a conjuntos de otras provincias.

Y si brillante había sido el papel del Granada B en la liga de Primera Regional, en esta competición de Copa de aficionados no lo fue menos. Eliminó sucesivamente a Antequerano, Dos Hermanas y Peñarroya, ya éste en la final, por lo que se proclamó campeón aficionado de Andalucía y como tal pasó a la fase nacional y volvió a alcanzar notables triunfos eliminando al Electrodo, de Madrid, y al Utiel, de Valencia, llegando hasta semifinales donde tropezó con el poderoso FC Barcelona, en el que empezaban jugadores de la talla de Biosca, Bosch, Manchón o Aloy.

Finalmente la existencia de este tercer Recreativo se limita a la temporada 1948-49. Aquel clima de enemistad del principio dio paso al entendimiento y la colaboración, de forma que el efímero Recreativo será la base del que a la temporada siguiente figurará como segundo filial rojiblanco y con el nombre de Granada “C” militará en Primera Regional en la 49-50.



No hay comentarios: