EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



miércoles, 1 de agosto de 2012

GOLEADORES ROJIBLANCOS



Una vez más el amigo RauLillo (el único que parece interesado en el batiburrillo de datos y números que uno vierte en esta tribuna) manifiesta su deseo de conocer más sobre nuestro casi octogenario Granada CF. En este caso se interesa por los goleadores rojiblancos de todas las épocas. Dedicada a él va esta semblanza, advirtiendo previamente que los datos que expondré puede que no sean compartidos por todos, es decir, que puede haber discrepancia entre los números que manejo y los que tengan otros, puesto que, sobre todo en lo que se refiere a los autores de los goles, es frecuente esa disparidad según las fuentes consultadas.

El máximo goleador de la historia del Granada CF es desde 1962 el granadino Rafael Delgado González, Rafa para el fútbol. Del Recreativo pasó al Granada en la 1952-53 y permaneció hasta la 55-56, su gran temporada, en la que consiguió ser pichichi de Segunda con 27 goles y además debutó como internacional B, cosas que le valieron para ser traspasado al At. Madrid por 650.000 ptas. y un partido amistoso. En la 60-61 volvió al Granada para completar dos temporadas más y alcanzar la cifra récord de 101 goles como rojiblanco. Era un delantero centro habilidoso, con una izquierda letal, que también fue alineado como medio. Jugó un total de 159 partidos en seis temporadas.

El segundo en la lista no es otro que el Trompi, apodo del madrileño José Sánchez Pérez, que consiguió 77 goles en los 266 partidos que jugó a lo largo de las once temporadas que perteneció al Granada, entre 1939 y 1950. Era un fino y malabarista interior derecho (8 a la antigua, aunque también jugó bastante como extremo) que se caracterizaba por su gran calidad para el regate y para desbordar y asistir. Fue en sus buenos tiempos un jugador muy querido por el granadinismo.

Sigue en tercer lugar un murciano de Cieza hoy más bien olvidado, Juan Morales Rubio, conocido para el fútbol por su primer apellido. Era un delantero centro que vino en la 46-47 del Español y que permaneció cuatro temporadas, hasta la 49-50, anotando su mejor registro en la 48-49, cuando consiguió 26 goles. Según José Luis Entrala, el público se metía mucho con él, sobre todo al principio, porque en su primer año no pasó de la cifra de seis goles, pero era un gran delantero centro, como acreditó posteriormente. Un total de 61 goles de rojiblanco consiguió en los 87 partidos oficiales en que fue alineado.

El cuarto es con 52 goles Miguel, Miguel Sánchez Rus, gaditano que había jugado en Primera con el Coruña y el Oviedo, equipo desde el que fue fichado en 1964. Era un gran ariete con un poderoso remate de cabeza y es muy recordado por haber sido el autor de cuatro goles en el memorable partido en el que el Granada apalizó 6-2 al Zaragoza de los “cinco magníficos”, el 18 de septiembre de 1966. En su primera temporada, 64-65, fue segundo máximo goleador de Segunda, con 19. Cuatro temporadas fue granadinista, entre 1964 y 1968, periodo en el que vivió dos ascensos a Primera y jugó un total de 107 partidos.

El quinto es con 49, Francisco Mas Piqué, Mas, catalán de Barcelona que vino del Español en 1942 para suplir la inexplicada marcha de Camilo Liz. Era un extremo zurdo de gran clase que también jugaba de interior y que permaneció diez temporadas de rojiblanco, hasta 1952. En su día fue un fichaje de sensación y se dijo que el Granada se lo había quitado al mismísimo Barcelona, que lo quería. Al igual que Trompi, también fue técnico del primer equipo y de los filiales. Jugó un total de 235 partidos y en Granada, en su casa de San Antón Viejo, parecía haber echado raíces, hasta que a mediados de los cincuenta se volvió a su Barcelona natal pero siempre recordó nuestra tierra.

Y aquí lo vamos a dejar por hoy para evitar que esto sea un tocho que nadie se anime a leerlo. En sucesivas entregas presentaremos a más goleadores rojiblancos.

No hay comentarios: