EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



jueves, 3 de julio de 2008

GRANADONA (por José Luis Entrala)


«Es la temporada de la “maradonitis”. Es la historia de un presidente, de una afición y de una ciudad que enloqueció colectivamente con un jugador joven, endeble y desconocido, fichado a golpe de millones y llegado en olor de multitud, única y exclusivamente por ser hermano del genial y fabuloso Diego Armando Maradona. Granada y el Granada CF hicieron un ridículo a nivel mundial sólo contrarrestado por aquel partido inolvidable del 15 de noviembre de 1987 en el que Diego Armando, Hugo y Lalo vistieron la camiseta del Granada entre espasmos y casi orgasmos de satisfacción colectiva. Desde ese momento se inició la caída en picado que culminó con el desastroso descenso a Segunda B batiendo el récord de la peor temporada en Segunda establecido hace 36 años. O sea, que la actuación del Granada en esta liga fue capaz de empeorar aquella calamitosa temporada de 1951-52 en la que sólo la suerte de una reestructuración salvó al club de caer en Tercera. Esta vez no hubo esa suerte y el Granada bajó a esa Tercera que ahora se llama Segunda B.

»La historia de Lalo Maradona ocupó muchas páginas y muchos minutos de radio desde el anuncio de su llegada en septiembre del 87. Alfonso Suárez fue personalmente para negociar su traspaso a Buenos Aires. Regresa triunfalmente con un contrato que liga a Maradona por tres años con el Granada. Nicasio García escribe en Ideal que Lalo cobrará 34 millones de pesetas por esos tres años (a razón de 7, 11 y 16, respectivamente) aunque Suárez asegura que son sólo 20 “kilos”. Diego Alonso, desde los micrófonos de Radio Genil, habla en directo con periodistas argentinos que no dan demasiado relieve a las posibilidades de Maradonita. «Es un chico que recién está empezando. Juega en 4ª división con Boca. Tiene buenas maneras y maneja bien la bola...». Pero Alfonso Suárez y sus directivos están convencidos de haber hecho el negocio del siglo. Y mientras se arreglan los papeles la gente acude a los entrenamientos en masa para ver de cerca al ídolo.

»Todo parece color de rosa cuando el 25 de octubre de 1987 Lalo Maradona debuta en Los Cármenes y el Granada triunfa por 5-0 sobre el Coruña. El delirio popular alcanza su cénit al marcar Maradona un penalti y casi hay desmayos en los minutos finales del partido cuando Lalito remata ¡de cabeza! al poste. José Luis Piñero se atreve a encontrar defectos al nuevo ídolo: «Tiene gran visión de juego mandando el balón al sitio justo. Necesita trabajar mucho más a favor del equipo y tapar al defensa rival».

»Las campanas tocan a gloria una semana más tarde. Es la consagración. En el campo del Rayo triunfa el Granada por 1-2. Maradona impresiona a los muchísimos periodistas presentes y el equipo que entrena Peiró se coloca segundo en la tabla con 5 positivos. Era el 1 de noviembre y hasta ese momento el Granada había ganado cinco partidos, empatado tres y perdido uno. Nadie se acordaba de Ribera, el jugador fichado para ocupar el puesto que ahora ostentaba el argentino y que había venido cumpliendo perfectamente hasta desaparecer de la alineación titular para dejar su camiseta a Maradona.

»Una semana después los ánimos se enfrían un poco tras la victoria a domicilio del Figueras. Pero casi nadie se ocupa de la liga porque se aproxima el acontecimiento del siglo. Lo que realmente puede ser el partido más publicitado a nivel mundial de todos los celebrados en Los Cármenes desde el momento en que Matías Fernández-Fígares inició su construcción.

»El 15 de noviembre de 1987 se enfrentan en encuentro amistoso Granada y Malmoe de Suecia con graderíos a reventar, recaudación de unos 20 millones (según Nicasio García, a pesar de que oficialmente fueron 12.400.000). La presencia de la Televisión Italiana y la TV3 catalana y la siguiente alineación de los locales: Toni; Pedro, Lina, Salva (Ribera), Leo; Choya (Víctor), Delgado (Manolo), Ramón (Espejo); Hugo, Diego y Lalo Maradona. Gana el Granada por 3-2 con goles del propio Lalo, otro en tiro directo de Diego y un tercero de Manolo. Hasta Ideal se volvió loco aquel día y dedica los espacios de honor en primera página al partido: «La saga de los Maradona jugará hoy al completo con el Granada» con lujo de detalles en las tres páginas interiores que narran la llegada del avión especial de Nápoles donde viaja Diego Armando con mujer, hija, madre, hermano y ¡quince personas más! Aquí le espera su padre para así reunir al completo al clan maradoniano.

»En el Hotel Alhambra Palace, Gervasio Elorza les ha reservado ocho habitaciones. Alfonso Suárez se multiplica por mil para atender a los ilustres invitados y está a punto de reventar de satisfacción. Diego Armando Maradona hace honor a su condición de ídolo y al final del encuentro declara que «me he sentido jugador del Granada durante 90 minutos». La directiva en pleno come en La Ruta del Veleta con la expedición maradónica y todos conservan como oro en paño las gloriosas fotos junto al mejor jugador del mundo.

»La verdad es que Alfonso Suárez puede estar satisfecho. Ha traído un jugador que tiene a todo el mundo con la boca abierta y cuyo apellido promete todo. En poco más de un mes ha recaudado 7,5 millones en el partido de presentación de Lalo y 20 en el amistoso del clan. Aunque el avión costó 3,5 millones y los gastos de los numerosos invitados fueron altos, las cuentas arrojan un saldo muy favorable a la economía del club. Y además existe la gran esperanza de un traspaso millonario en cuanto Lalito demuestre todo lo que lleva dentro. El nubarrón de la derrota ante el Figueras no pasa de simple anécdota.

»Pero pasa la euforia y llega la triste realidad. Desde el 1 de noviembre hasta el 17 de enero no vuelve a ganar el Granada. Después de ganar por 3-0 al Santander no hay más triunfos en las cinco jornadas siguientes cuando la derrota en casa ante el Huelva provoca el cese de Joaquín Peiró. Puede que sea casualidad, pero desde el debut de Lalo Maradona el Granada ha conseguido tres victorias, cuatro empates y ocho derrotas. Aquel segundo puesto con cinco positivos ha pasado a ser el lugar 16º con tres negativos.

»Se va Peiró que ha mantenido seis partidos como titular a Lalo Maradona para luego renunciar a él y sacarlo sólo en minutos finales. Llega Ruiz Sosa como revulsivo, saca del ostracismo al voluntarioso Coria y ¡sigue dejando en el banquillo al ex ídolo de la afición! Quedan 15 jornadas a cuyo término el balance no puede ser más desolador; dos triunfos, cuatro empates y nueve derrotas. Los tres negativos se han convertido en ¡once! y sólo el Cartagena queda por debajo de los granadinos en la clasificación final. En los quince partidos dirigidos por Ruiz Sosa el Granada ha marcado sólo seis goles. Una vez más se demuestra que la sustitución de entrenador no sirvió de nada salvo para empeorar la economía del club y hacer el ridículo.

»En cuanto a Lalo Maradona, saldó su primera temporada en el Granada con ocho partidos como titular, de los que sólo jugó cinco completos, y diez salidas al campo en otros tantos encuentros para sustituir a compañeros. Las posibilidades de traspaso, como es natural, no se concretaron aunque se habló en ciertos momentos del interés de un equipo griego. Quien más partido sacó de todo esto fue Guillermo Soria en sus chistes diarios de Ideal. Uno de ellos en la figurada reunión directiva del “Villa Vieja F.C.” donde su presidente, con boina calada, comenta «Con que vengan la suegra y los cuñaos del Maradona ese, nos apañamos». O el que representa cuatro figuras con sus nombres debajo; Diego, Hugo, Lalo y la última, que es el escudo del Granada, con el rótulo de LILA.

»Pero aquel lunes, después de ganar al Rayo, cuando todo era entusiasmo y felicidad, Soria representa a dos personas hablando. Uno pregunta ¿Quién ganó en Vallecas? y el otro contesta apabullante ¡Granadona! La palabra resume un estado de ánimo colectivo y por eso nos hemos permitido copiarla para titular este capítulo.»

Hasta el punto y aparte anterior hemos transcrito literalmente lo que José Luis Entrala escribió para referirse a la temporada 87-88. Se trata de un artículo inédito que el maestro pergeñó en su día para continuar su magnífica Historia del Granada CF que, como sabemos, se interrumpió en la temporada 85-86. No hemos añadido ni quitado una coma.