EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



miércoles, 4 de septiembre de 2013

EL CONTRACHISTE


Hasta finales de la década de los sesenta, cuando se abrió el actual acceso siguiendo el curso del río Guadalmedina, para viajar de Granada a Málaga o viceversa el mejor camino era a través de los Montes de Málaga, y paso obligado era la llamada cuesta de la Reina, una interminable sucesión de curvas por una calzada estrecha que sólo acababan al llegar a la capital de la Costa del Sol. Algo parecido a la carretera de Almuñécar por la Cabra.
 
El chiste de Miranda, uno de los más famosos de los miles que publicó, al menos de los de tema futbolero, tiene fecha de 24 de mayo de 1966 y viene a celebrar el que es el tercer ascenso a Primera de la historia del Granada, el que consiguió en la Rosaleda malagueña al empatar a un gol (2-1 de la ida) y vencer en promoción al CD Málaga.
 
Sólo cinco años había tardado nuestro club en recuperar la máxima categoría y el reencuentro con la Primera División empezó francamente bien, empatando en el Insular frente al Las Palmas, por entonces un club puntero de Primera y atravesando los mejores años de su historia, cuando alineaba a jugadores como Martín Marrero, Tonono, Castellano, Guedes o Germán, todos ellos internacionales A. Un buen comienzo continuado con un escardón en la segunda jornada a todo un Zaragoza, vigente campeón de Copa y disputando en esos mismos momentos la final de la Copa de Ferias (después UEFA y ahora Europa League), el Zaragoza de los míticos “cinco magníficos”, también el mejor de su historia. La euforia que se desató cuando el ascenso de Málaga, en mayo, ha aumentado de tono en septiembre y anda la hinchada granadinista toda oronda.
 
Pero las estancias del Granada en Primera División fueron siempre en precario salvo en contadas ocasiones. La cruda realidad no tarda demasiado en manifestarse y sólo dos meses después de vapulear al Zaragoza pintan bastos y la euforia se ha evaporado dando paso al pesimismo. En ese periodo ya sólo han sido capaces los nuestros de ganar un partido más.


Las buenas vibraciones de aquel Granada se dieron sólo al comienzo porque enseguida empezaron a llegar los malos resultados y con ellos la pérdida de puestos en la clasificación. Así, en noviembre, cuando ya se han jugado diez jornadas y el Granada acaba de empatar en Los Cármenes con el Córdoba, vicecolista, su posición en la tabla es la 14ª o lo que es lo mismo, tercero por la cola, con 8 puntos y dos negativos, que es el mismo puesto que ocupará cuando termine la liga allá por finales de abril, puesto de promoción que le obligará a jugarse la permanencia frente a un Betis de mucho mejores argumentos y que pondrá fin a la más corta estancia del Granada en Primera División. Esa mala clasificación hace que Miranda pergeñe un “contrachiste” y publique éste que aquí vemos, en la misma página de Ideal en que se inserta la crónica del partido entre granadinos y cordobeses.


No hay comentarios: