EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



martes, 31 de mayo de 2011

LA TELEVISIÓN Y EL ELCHE






La última vez que el Elche jugó en Granada lo hizo en la jornada sexta del calendario del grupo IV de Segunda B de la temporada 1995-96, que es la única de sus veinte visitas en que vino militando en la tercera categoría. Aquel partido, jugado el 8 de octubre de 1995 en el nuevo Los Cármenes, acabó en empate a un gol gracias a que el buen defensa que era Antonio consiguiera de cabeza empatar el tempranero gol de los visitantes, cuyo banquillo lo ocupaba Mesones. Todas sus demás visitas a nuestra tierra son de Primera (nueve), Segunda (ocho) o Copa (dos), y de ellas sólo en una ocasión consiguió una victoria (en la 87-88) y en otras seis empató.


Los Granada-Elche de la historia empiezan muy pronto, tanto que sería más correcto hablar de Recreativo-Elche ya que las dos primeras visitas ilicitanas a Granada fueron en tiempos de la República,34-35 y 35-36, las dos primeras de nuestro equipo en segunda categoría.



En la 58-59, recién terminada la liga de Primera, comenzaba la Copa. El primer rival que deparó el bombo fue el Elche, que acababa de completar la mejor temporada de su historia hasta ese momento y que con el gran César a punto de cumplir los cuarenta y como jugador-entrenador se había proclamado campeón del grupo Sur de Segunda y debutaría al año siguiente en máxima categoría. La ida fue en Los Cármenes el 26 de abril de 1959 y el Granada, muy superior y con Benavídez de maestro, encasquetó a los franjiverdes un concluyente 8-1, una de las más grandes goleadas de la historia en Los Cármenes, cuyo marcador, nuevo de un año atrás, estrenó aquella tarde los cartones del siete y el ocho. Curiosamente todos los delanteros granadinos marcaron dos goles (Benavídez, Loren, Mauri y Arsenio), el único que no marcó fue Carranza, que era precisamente el de más poder goleador de aquel gran Granada, aunque sí que intervino directamente en al menos tres de los goles. Todo parecía más que resuelto para la vuelta en Altabix, pero el pase a la siguiente ronda se consiguió no sin algún apuro puesto que el Elche venció 5-1 a los nuestros. Era el primer capítulo de lo mejor de la historia rojiblanca, que llegaría dos meses después con el subcampeonato de Copa.


También merece destacarse el duelo granadino-ilicitano de la temporada 1966-67, jugado en la jornada 28 de Primera, a falta de sólo tres para concluir la liga. Este partido se jugó el domingo 9 de abril de 1967 a la muy inusual hora -para la época- de las 19,30, porque fue retransmitido en directo para toda España por TVE. Es por tanto el primer partido televisado desde Los Cármenes de toda su historia, no así el primero que se le televisaba al Granada CF pues existía el antecedente de cuatro años atrás, en partido de Copa en el Bernabéu frente al Madrid, que acabó 3-0. El Granada y su afición dieron bien ante las cámaras y en un Los Cármenes abarrotado derrotó 2-1 al Elche en un partido muy emocionante. Marcó al filo del descanso Rafa Almagro y a poco de iniciarse la segunda parte Miguel puso el 2-0, pero a falta de menos de diez minutos el goleador ilicitano Vavá acortó distancias dando aún más emoción a los minutos finales. El Granada, con -5 y en puesto de promoción, necesitaba apremiantemente los puntos para no descolgarse y la victoria hizo renacer las esperanzas. Lo malo fue que en la siguiente salida, al Pasarón pontevedrés, no se pudo pescar nada, y en la última jornada, en Los Cármenes, un Español muy superior derrotó a los nuestros 0-3. Después el Betis en la promoción se encargaría de poner fin a la más efímera de las estancias granadinas entre la élite del fútbol español.



Otra visita ilicitana destacable es la de la 74-75, jornada siete, jugado el 3 de noviembre de 1974. Era el Granada de la primera vuelta de aquel campeonato, caracterizado por la irregularidad de nuestro equipo y por la enome igualdad que se dio al final en Primera división. Este Granada de la primera mitad del campeonato no tuvo problemas para golear 5-0 (Lorenzo dos, Parits, Castellanos y Grande) al Elche de Néstor Rossi, arropado por más de dos mil hinchas. Fue un partidazo de los rojiblancos entre los que sobresalió un hombre que no se prodigaba demasiado, el austriaco Parits. La primera vuelta granadinista de esta temporada fue bastante buena, pero la segunda fue muy deficiente y sólo el golaveraje favorable frente al Málaga evitó el descenso de categoría.
Más arriba he dicho que el El Elche ha jugado en Granada en veinte ocasiones, pero no es del todo cierta tal aseveración. Son en realidad diecinueve las veces que en Granada los alicantinos han disputado un partido oficial, pero tendrían que haber sido veinte porque el de liga de Segunda de la 83-84 no se jugó en Los Cármenes, clausurado por dos partidos por los incidentes frente al Cartagena en Copa. Por entonces no bastaba eso que hoy es usual de llevarse los partidos de clausura a un término municipal distinto; entonces había que alejarse al menos cien kilómetros. Por esa razón este Granada-Elche hubo de jugarse en El Maulí, de Antequera, aunque tampoco por entonces existía en toda la provincia un campo, aparte de Los Cármenes que resultara apto para un partido de estas características . No se dio mal el casi flamante estadio antequerano ya que el Granada se vino de allí con los dos puntos (2-1) gracias a la magnífica actuación de aquel fino futbolista que era Kostic, un ex ilicitano, que marcó los dos goles rojiblancos, el segundo de penalti y el primero al recoger un rechace a tiro de golpe franco de López que se estrelló en el larguero. Unos cinco mil granadinos nos desplazamos a Antequera y vimos a nuestro equipo imponerse al gallito Elche (que ascendió a Primera esa misma temporada) a pesar de jugar casi toda la segunda parte con uno menos por expulsión de Peruena.

No hay comentarios: