EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



martes, 24 de mayo de 2011

MARÍN, TROMPI, CÉSAR, BACHILLER Y LIZ






Granada 6 Barcelona 0


15 de febrero de 1942


Estadio Los Cármenes, lleno, doce mil espectadores en tarde soleada y de buena temperatura. Partido correspondiente a la jornada veinte de liga de Primera división 1941-42


Granada CF: Alberty; Millán, Alejandro; Sosa, Bonet, Sierra; Marín, César, Conde, Bachiller y Liz


FC Barcelona: Miró; Anguera, Benito; Franco, Rosalench, Llácer; Valle, Gracia, Martín, Balmaña y Bravo


Goles: 1-0, min. 2, Bachiller; 2-0, min. 25, Bonet; 3-0, min. 48, Alejandro; 4-0, min. 58, Marín; 5-0, min. 64, Marín; 6-0, min. 86, Liz


Árbitro: Tamarit. Falto de autoridad para cortar el juego excesivamente duro visitante



Sólo faltaban siete jornadas para terminar la liga y el debutante en la categoría Granada no podía permitirse ceder más puntos en su terreno si no quería que su paso por división de honor fuera fugaz. Los rojiblancos ocupaban puesto de promoción y tenían la ocasión de abrir brecha porque el rival, quién lo diría, era de su liga, el Barcelona, justo el que marchaba un puesto por debajo y ocupando la primera de las dos plazas de descenso. Es un Barcelona en horas bajas, pero Paco Bru dispuso que los rojiblancos quedaran concentrados en el hotel Suizo desde dos días antes. El míster nuevamente no podía contar con Trompi, lesionado, pero tenía a Conde, recién perdonado de sus veleidades “rojas”, y al mismo tiempo recuperaba a Marín.


En el mundo en esos momentos las gentes se están matando, pero en Granada, aunque con cartillas de racionamiento y “piojo verde”, el personal, que ya tuvo lo suyo hace bien poco, piensa más en desquitarse de lo sufrido. Para comer no hay mucho en abundancia ni variedad, pero en Granada tenemos fútbol de primera. Y además del bueno.


Esa tarde faltó Trompi, por lo que no se puede recitar la delantera famosa granadinista de la 41-42 (ya saben: Marín, Trompi, César, Bachiller y Liz), que en veintiséis partidos de liga consiguió 64 goles y que en Los Cármenes goleó ampliamente a Coruña, Oviedo, Hércules, Barcelona, Castellón, Español y otra vez al Oviedo (en Copa), y lejos de su terreno hizo lo propio con Coruña y Málaga.


El Barcelona siempre es el Barcelona, y aunque éste sea el peor de su historia en Liga, este mismo equipo será el próximo campeón de Copa pocos meses después, así que no hay que quitarle importancia a la gran victoria rojiblanca. No obstante, la cosa resultó bastante más fácil de lo que estaba previsto y desde los primeros compases se impuso este gran equipo rojiblanco, el de mayor poder goleador de sus diecisiete temporadas en Primera división, que, ya pagado el peaje de los novatos en máxima categoría, sólo perderá un partido más de los seis que quedan y conseguirá la permanencia de forma holgada. Así el Barça se llevó de su primera aparición por Granada un saco de goles, similar al que de naranjas llevaba Alberty (que cojeaba) bajo el brazo al terminar el partido.

No hay comentarios: