EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



sábado, 3 de enero de 2009

ESPERANDOLADELCIELO



01/01/09

Aquí no va haber ningún problema. Si hace falta aportar algo o avalar, se hará. Haremos un súper equipazo para arrasar. Pronto jugaremos en primera. Lo primero es convertir al club en SAD. Crearemos una ciudad deportiva para dotar a la entidad de patrimonio.

No son frases literales, pero casi, y se pronunciaron en el Palacio de Congresos en julio de 2005. Pero tampoco fueron en ese momento una novedad para quienes llevamos ya unos cuantos años de granadinismo. Porque esas frases, o más o menos las mismas, ya las habíamos escuchado años atrás, sólo que quienes las pronunciaron fueron otras personas. Por eso, durante el sanzismo, algunos hemos tenido en más de una ocasión esa especie de espejismo mental que en francés se dice déjà vue. También por entonces nos ilusionamos hasta la euforia al principio y al poco tiempo nos despertó la cruda realidad. Lo bueno es que en aquella ocasión, aunque al poco tiempo de todo lo prometido lo único que quedó fue una deuda bastante considerable, otros vinieron después a hacerse cargo del club. ¿Ocurrirá lo mismo ahora?

Reconozco que la gestión Sanz ha sido todo lo mejor que ha podido ser y no tengo palabras para agradecer que nos sacaran de la cuarta. Y también que por lo menos intentaran modernizar el club e incluso saldar losas antiguas que ellos no generaron. Sin ellos quizás ni podríamos ya hablar en presente del histórico 5.001.

Está claro que a nadie se le puede exigir que siga tirando su dinero indefinidamente. Ahora se van, bueno, se va el hijo, el padre se fue bastante antes. Y aquí nos quedamos otra vez los cuatro chalaos de siempre, a esperar que pase el siguiente Mr. Marshall. ESPERANDOLADELCIELO, como pone, esculpido en la piedra del balcón en esquina de la casa de Castril, en la Carrera del Darro, junto a la iglesia de San Pedro. ¿Vendrá esta vez un nuevo mesías?

Sí, curados de mecenas desinteresados creíamos estar algunos. Sin embargo una vez más se ha dejado uno llevar por la corriente y ha llegado a pensar que en esta ocasión la cosa era distinta.

Vamos de una santa vez los granadinos a hacer algo unidos y a hacerlo por nosotros mismos. De lo contrario me parece a mí que nos aguardan otros tropecientos años de deambular por los sótanos del balompié.