EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



lunes, 13 de junio de 2011

REVELACIÓN Y PLANCHA



Granada 1 Celta 0


2 de noviembre de 1969


Estadio Los Cármenes, quince mil espectadores en tarde nublada pero de buena temperatura. Partido correspondiente a la octava jornada de Primera División 1969-70


Granada CF: Ñito; Martos, Barrenechea, Lorenzo; Santos, Fernández; Machicha (Lara 63’), José, Barrios, Vicente e Hidalgo


RC Celta de Vigo: Bermúdez; Hidalgo, Manolo, Herminio; Costas, Hernández; Jiménez, Cano, Almagro, Juan y Suco (Abel 26’)


Goles: 1-0, min. 39, Barrios


Árbitro: Soto Montesinos, castellano, sin problemas. Amonestó al granadinista Lorenzo




Fue un partido no muy bueno en su primera mitad y bastante mejor en la segunda, según las crónicas, jugado entre el recién ascendido Celta y el Granada, dos equipos de la zona media de la tabla. El único gol del partido llegó cuando faltaba poco para el descanso en un disparo de Barrios que desvió el defensa gallego Manolo, pero el Granada fue justo vencedor y mereció algún gol más. En el Granada fueron los mejores Ñito, Lorenzo y Barrios, y en el Cesta destacó el granadino Rafa Almagro junto al futuro internacional Costas.


Marcel Domingo pedía demasiado por renovar y para sustituirlo en esta 69-70, Candi se trajo a toda una leyenda del fútbol mundial, el argentino Néstor Rossi. Con el nuevo técnico y unos pocos fichajes, más los “lotes” que vinieron del Valencia y del Barcelona por los respectivos traspasos de Barrachina y de Ramoní, echó a andar este nuevo Granada que en los primeros compases de la liga maravilló a propios y extraños con una disposición de efectivos sobre el terreno y un juego alegre y efectivo, muy distinto a lo que estábamos acostumbrados.


Esta victoria ante el Celta dio paso a la mejor versión del nuevo Granada de Rossi pues fue la primera de una serie de cuatro consecutivas que colocarían a los rojiblancos terceros y con cinco positivos faltando muy poco para el final de la primera vuelta, algo del todo insólito por estas tierras. La victoria 4-6 en Mallorca (en un solo partido marcó el Granada el 30% del total de goles a favor al concluir la liga), seguida de una nueva victoria en Las Palmas (1-2) y completada con un nuevo triunfo (1-0) en Granada frente al Zaragoza, dispararon los optimismos e hicieron soñar con altas metas futboleras.


Nadie podía sospechar que el equipo revelación de la primera vuelta de la 69-70, en toda una segunda mitad de liga para olvidar ya sólo fuera capaz de ganar un partido más y anotar sólo ¡¡¡cuatro!!! goles, completando así el peor registro goleador de toda su historia. Al final se pudo esquivar el descenso angustiosamente y gracias a las rentas de la primera vuelta.

Los innovadores métodos del argentino Rossi funcionaron muy bien sólo al principio, quizás no eran los más adecuados para una corta y modesta plantilla como la rojiblanca. Lo que empezó muy bien pudo acabar muy mal. Mientras se sucedían los muchísimos partidos de 0-0 que hubo en esta 69-70, en el filial Recreativo, de Tercera, Porta luchaba por darse a conocer.

No hay comentarios: