EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



lunes, 18 de abril de 2011

DEBUTANTE NUMANCIA




Después del atraco “Prieto” del Mini Estadi toca jugar en casa contra el primero de los tres rivales inéditos en esta plaza (¿tendrá preparado nuestro club el banderín rojiblanco de rigor que exige la cortesía?), el CD Numancia de Soria, club fundado en 1945 y que hasta los años noventa se puede decir que fue muy modesto y su palmarés se reducía a dos temporadas en Segunda división (grupo Norte) a caballo de las décadas cuarenta y cincuenta. Por eso mismo no hay precedente alguno del que echar mano y en el que se entrecrucen las respectivas historias de Granada y Numancia, aparte de la derrota 3-2 del Granada en Los Pajaritos en noviembre pasado. No hay en este caso ni siquiera un amistoso del que tengamos noticia. Sólo hay algunos datos, más circunstanciales que otra cosa, que atañen a profesionales que pasaron por uno y otro club.


Consultando las páginas históricas del Numancia, vemos que en la temporada 1955-56, militando en Tercera, su banquillo lo ocupó parte del calendario Trompi, que en sustitución de Montoya clasificó a los castellanos en sexta posición. Saltando a la 64-65, otro granadinista de los cuarenta, Antonio Bonet, fue también entrenador numantino y consiguió un tercer puesto en su grupo de Tercera. Por último, ya en la 74-75, ahora en categoría regional, fue otro granadinista de los cuarenta (aunque sólo como jugador frente a los otros dos que fueron también entrenadores), Modesto Maside, quien entrenó a los sorianos, aunque sólo consiguió un muy discreto 15º puesto final.


La nómina de jugadores que militaron en ambos equipos es más amplia. En primer lugar es destacable que hay determinados futbolistas de cuyo paso por el Granada no se puede decir que dejara grandes cosas para el recuerdo y que sin embargo dieron buen rendimiento en Soria, como aquel defensa, Docando, que sólo estuvo unos meses en el Granada a principio de la 96-97 sin llegar a disputar un solo minuto de rojiblanco para recalar en el Numancia (previo paso por el Sestao) y ser titular e incluso ascender a Segunda. Allí coincidió con otro defensa, López Bravo, que en Granada estuvo sólo un año y no jugó mucho pero en el Numancia fue titular. Un lateral, Gustavo De la Parra, pasó por nuestra tierra con más pena que gloria pero a la vera del Duero llegó a jugar incluso en Primera. También tenemos a Fernando Cuenca, que vino al Granada en la 91-92 desde el Numancia y sólo jugó seis partidos, aunque en este caso ignoramos si le fue mejor en tierras castellanas.


El caso de los anteriores no es el de Rubén Blaya, que vino al Granada como refuerzo de invierno en la 98-99, cortado precisamente por el Numancia, que ese mismo año ascendió a máxima categoría por primera vez en su historia; no parecía malo este delantero cartagenero al que sólo vimos en 18 partidos en los que consiguió ocho goles. Esa misma 98-99 también militaba en el Numancia un defensa que años después lo haría en el Granada, Suárez, aunque sólo jugó nueve partidos en el Numancia. Otro defensa, éste de rendimiento notable tanto aquí como allí, es el sevillano Antonio José González Santos, Antonio, que en Granada estuvo entre 1995 y 1998 y consiguió pasar del centenar de partidos de rojiblanco (124) y en Soria jugó también en Primera.


Finalmente hay hasta dos granadinos que han militado en el Granada y en el Numancia. Tenemos al delantero Sergio Cruz, de Purullena, granadinista de 1997 a 1999, 68 partidos y 16 goles, que en Soria no jugó mucho pero llegó a debutar en Segunda. Y por último, en esta nómina en la que hay abundancia de defensas, encontramos otro más, Pavón, de Santa Fe, el único que en la actualidad juega en el equipo castellano, en el que lleva varios años como titular, tanto en Segunda como en Primera, y que vino al Granada cedido precisamente del Numancia y jugó poquísimo en la 2006-07, sólo quince partidos. Seguramente habrá habido más futbolistas que podrían engrosar esta lista, pero yo los desconozco.


Por otra parte, no deja de ser curioso que exista un club de fútbol, granadino por los cuatro costados, que responda al nombre de CD Numancia. Y además resulta que este club es el decano de los que existen en Granada. Es más antiguo que su homónimo de Soria y que el propio Granada CF ya que se fundó en 1928. El espíritu numantino de supervivencia que quizás quisieron imbuirle sus fundadores cuando le pusieron ese nombre puede ser el que haya conseguido que llegue a cumplir los 83 años de existencia y ser el único que queda de aquellos otros históricos y recordados clubes granadinos como el Betis Cruz Blanca, el Júpiter, el Alhambra, el Albaicín... En la actualidad a su primer equipo muy mal tendrían que irle las cosas para que se le escape el ascenso a Regional Preferente, pero su principal labor en su larga vida siempre ha sido la de formar jugadores y en ese sentido hay numerosos ejemplos de futbolistas que salieron del Numancia y jugaron después en el Recreativo e incluso en el Granada, como puede verse en la magnífica web de D. Antonio Lasso, Fútbol de Granada.

No hay comentarios: