EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



miércoles, 19 de enero de 2011

ELCHE, A POR LA QUINTA



El siguiente rival del Granada CF es otro de los equipos con más solera de la categoría y uno de los cuatro (junto a Córdoba, Las Palmas y Salamanca) que han sido rivales de los rojiblancos en Primera, Segunda y Segunda B. Son numerosos por tanto los precedentes históricos de enfrentamientos Elche-Granada: treinta y ocho, de los cuales 34 son de liga y cuatro de copa. La mitad, diecinueve, son las veces que jugó el Granada en Elche (nueve de Primera, siete de Segunda, una de Segunda B y dos de Copa) con un balance no desfavorable a los nuestros, que hasta en cuatro ocasiones vencieron y en otras tantas empataron. Las dos únicas veces que el Granada salió goleado de Elche son justamente las de los dos enfrentamientos coperos (5-1 y 5-0), el resto de las derrotas no pasaron de los dos goles de desventaja.

Merece destacarse la primera visita granadinista (en este caso recreativista) de su historia a Elche, que data de una fecha ya tan lejana como el 24 de febrero de 1935. Es el Recreativo de la 34-35 (el “once fantasma”, según Escartín), la de su debut en el segundo nivel. Tras una primera vuelta del corto calendario del grupo III de Segunda, formado por ocho clubs, en la que el Recreativo sólo había sido capaz de anotarse una victoria, Antonio Rey había sido despedido y sustituido por el húngaro Lippo Hertza, que supo darle otro aire al equipo y consiguió salir del farolillo rojo, que era la única plaza de descenso. Los nuestros viajaron a Elche, tercer clasificado y aspirante a liguilla de ascenso, en la jornada 13 y penúltima, después de golear 5-0 al Levante, y contra todo pronóstico lograron una sensacional victoria 0-3 (Itarte y Calderón 2), refrendada al domingo siguiente en Los Cármenes con un 2-0 sobre el líder Hércules, que acabó de confirmar la permanencia. Aquel histórico team del Recreativo formó con los equipiers: Tabales; Carreras, Luisón; Torquemada, Itarte, Basterrechea; Victorio, Gomar, Calderón, Gómez Castilla y “Telera” Luque.

Otro Elche-Granada que merece destacarse es también una victoria granadinista en Altabix, en este caso de Primera. Es la de 15 de enero de 1961, correspondiente a la jornada 17 y segunda de la segunda vuelta de la 60-61. A la conclusión de la primera mitad de aquel campeonato andaba el equipo en el último puesto, por eso el entrenador Fernando Argila había sido despedido e inmediatamente sustituido por Francisco Trinchant. Con el nuevo técnico el Granada fue capaz de derrotar (2-0) a la Real Sociedad en Los Cármenes y al domingo siguiente se trajo los dos puntos de Elche e intercambió las posiciones en la tabla con los ilicitanos, que quedaron como nuevos colistas mientras que los rojiblancos consiguieron salir de los puestos de descenso. El Granada ganó 1-2 con dos goles de Rafa (que también había conseguido los dos que derrotaron a la Real) que pudieron ser cuatro pues el árbitro Cózar anuló dos más a este mismo jugador, que es el máximo goleador de la historia granadinista. Jugaron aquella tarde: Piris; Vicente, Méndez, Larrabeiti; Gómez, Álvarez; Vázquez, Carranza, Rafa, Lalo y Cuervo. Lo malo es que después del triunfo en Elche ya no fue capaz el Granada de conseguir otra victoria hasta más de tres meses después, en la penúltima jornada, cuando ya estaba el equipo matemáticamente descendido y a punto de consumar la peor temporada (números en mano) de toda su historia, la única en cualquier categoría en la que nuestro equipo terminó una liga como colista.

Ese mismo 15 de enero de 1961, pero por la mañana, varios miles de granadinos sin distinción de clases sociales acudieron al entierro de Antonio Gallego Burín, que había sido alcalde de la ciudad más de una década, además de gobernador civil. Desde la plaza del Carmen promovió grandes y acertadas reformas urbanas que dieron a la ciudad un aspecto muy mejorado. Hasta su muerte y durante diez años ocupó la Dirección General de Bellas Artes e impulsó nuestro prestigioso Festival Internacional de Música y Danza. Casi simultáneamente, muy lejos del sur hispano, en USA, John Kennedy preparaba su investidura como presidente de la nación más poderosa del mundo, después de derrotar a Nixon.

Y otra victoria granadinista en Elche que merece ser recordada, también de Primera, es la última de las cuatro allí conseguidas. Corresponde a la 68-69, 17 de noviembre de 1968, jornada novena. Jugaron: Ñito; Tinas, Barrenechea, Lorenzo; Martos, Barrachina; Noya, Santos, Miralles, Ferrando y Vicente. Aquel fue el tercer partido televisado al Granada en toda su historia y los nuestros ganaron 0-1 con un gol de Miralles a poco de iniciarse el partido. Todavía no se permitían las sustituciones, cosa que ocurrió justo a la temporada siguiente, por eso el Granada se vio favorecido por la lesión del lateral internacional ilicitano Canós, que hubo de retirarse al cuarto de hora quedando el Elche con uno menos. Fue un típico partido del Granada de Marcel Domingo, siempre disciplinado y sin florituras, que supo aguantar la agobiante presión local y contragolpear con peligro hasta traerse los dos puntos con los que salir de la zona de descenso que se había ocupado desde los primeros compases.