EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



miércoles, 22 de diciembre de 2010

HUESCA Y PORTA




La SD Huesca es (junto a Numancia y Villarreal B) otro de los clubs que esta temporada son rivales del Granada CF y contra los que nunca jugó nuestro equipo en partido oficial. La razón fundamental de esta falta de antecedentes es que Huesca desde luego no queda cerca, pero también hay que apuntar el hecho de que es un club relativamente joven pues se fundó en 1960 y su caminar histórico siempre fue bastante modesto, viviendo ahora mismo lo mejor de su historia, con su tercera temporada en el segundo nivel del fútbol español que es por el momento su techo y adonde ascendió por primera vez en 2008. Tampoco nunca fuimos rivales en Copa, así que no se puede echar mano de precedente alguno oficial que llevarnos al teclado, pero sí que podemos recordar una visita granadina a la capital altoaragonesa para disputar un amistoso.

Tratar temas futboleros en los que anden relacionados los nombres de Granada y Huesca significa forzosamente referirse a Enrique Porta. Ese nombre propio, importantísimo en sus respectivas historias, nos retrotrae a la única ocasión en la que se han visto las caras rojiblancos y azulgranas. Del Huesca fichó Candi en 1968 a Porta, el que era su figura y acababa de marcar él solito más de treinta goles que les habían servido a los aragoneses para ser campeones de su grupo de Tercera. De la SD Huesca vino al Granada un entonces desconocido Porta al que el Zaragoza no había querido. En Granada, aunque nadie le regaló nada y hubo de sudar tinta, alcanzó la gloria y conquistó el trofeo Pichichi, para él, claro que sí, pero también para su equipo, y así puede desde 1972 el Granada lucir con orgullo el importante logro de que un jugador de su plantilla consiguiera tan importante galardón. Y en Huesca es todavía venerado Porta, al que recuerdan haciendo goles hasta sin querer, pero es que además, con las 350.000 pesetas de 1968 que pagó por él el Granada, pudo el club oscense comprar los terrenos donde hoy se alza el campo del Alcoraz, donde juega sus partidos la SD Huesca.

Además de lo pagado por el goleador, también se había el Granada comprometido a disputar un amistoso en Huesca. La ocasión propicia se presentó al finalizar el año 1968, cuando el Granada de Marcel Domingo viajó a Bilbao para disputar la jornada 15 y última de la primera vuelta (con derrota 4-2), el 29 de diciembre, que entonces no se paraba la liga por Navidad, y su siguiente compromiso, ya el cinco de enero, lo llevaba a Sabadell (con nueva derrota, 2-1). En lugar de regresar a Granada desde Bilbao la expedición se quedó en Zaragoza, donde recibió el año nuevo, y el 1 de enero de 1969, miércoles, se disputó en tierras oscenses el amistoso en el que se impusieron los locales por 1-0. El Granada presentó una alineación en la que figuraban hasta cinco suplentes, pero, según la crónica, en ningún momento se empleó a fondo y cayó derrotado por el Huesca, por entonces en Tercera. Porta muy poco pudo lucir porque jugó en una posición, demasiado pegado a la banda (donde se empeñaba en hacerlo jugar Marcel Domingo en las pocas veces que le dio bola), que no le iba nada a sus características.

Aparte de lo expuesto no sabe este aprendiz de historiador de más datos en los que haya implicación de las respectivas historias de los dos rivales, como no sea el citar algunos nombres de jugadores que han militado en los dos clubs además de Porta, como por ejemplo, Míkel Rico, fichado esta misma temporada del Huesca después de haber disputado la primera jornada en Ponferrada. Además ahora mismo es de la plantilla azulgrana y no se pierde un partido el defensa Corona, al que recordamos como improvisado portero en aquel épico e histórico partido final de la 97-98, ante el Lorca, que dio la clasificación para liguilla de ascenso. También ese buen defensa central que es Javi Suárez vistió de rojiblanco y de azulgrana. Más antiguo, de las temporadas 83-84 y 84-85, podemos citar al centrocampista Abad. Y no hay que olvidar al técnico Fabri González, que también entrenó al Huesca, aunque muy poco duró en ese banquillo. No podría añadir más datos salvo que el Huesca se parece al Granada en que las rayas de su camiseta han adoptado últimamente el sentido horizontal.

Es por tanto el encuentro a disputar en Huesca el sábado 18 de diciembre de 2010 una cita histórica entre dos clubes que por primera vez en sus respectivas historias se van a enfrentar en partido oficial. Para hacer incluso más historia, de no haber sido por el aplazamiento del partido de Tenerife, la cita sería doblemente destacable porque supondría completar un número redondo, el de 2.800 partidos oficiales jugados por el Granada desde 1931 hasta la fecha. La huelga de controladores aéreos tiene la culpa de que el Huesca-Granada será, salvo imprevistos en forma de elementos meteorológicos, el que haga el número de 2.799, siempre, claro, si mis datos no están equivocados.