EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



sábado, 8 de noviembre de 2008

ALBENDÍN


06/10/08
Tenemos nuevo jefe de prensa en el Granada CF. Y es un amigo, Manolo Albendín, con el que recientemente compartí una alegre e inolvidable aventura toledana (que al final lo mismo acaba en Valencia, pero ésa es otra historia), nombre de sobras conocido en el ambiente futbolero local desde que hace más o menos cuatro años diera sus primeros pasos mediáticos en ese extraordinario vivero de informadores deportivos que son las ondas de Radio Albolote y los renglones de su prolongación cibernética, la web granadaenjuego.com, dos instituciones ya en Granada y en el futbolerismo local y de las que han salido no pocos buenos profesionales alcachoferos y plumíferos de la cosa balompédica penibética.

Las virtudes que Albendín atesora y que le han hecho acreedor al cargo las conoce cualquiera que haya coincidido con él alguna vez: gran calidez humana en el trato con las personas, una gran e inteligente mano izquierda y una educación y buena crianza dignas de elogio. Que no son cosas baladíes para tratar de lidiar y poner la cara en el enrarecido ambiente de las relaciones club-medios informativos.

Desde luego no es tarea fácil ni cómoda la que se le viene encima. De lo que sí que estoy seguro es de que Manolo lo va a hacer lo mejor que pueda y de que va a poner todo de su parte para que toda la información que a nivel oficial genere el club llegue a la prensa, que, en definitiva, es lo mismo que decir que llegue al granadinismo, a todo el granadinismo.

Si además las inmensas reservas de diplomacia que atesora el bueno de Albendín consiguieran suavizar en algo la ya demasiado larga guerra club-medios, entonces sí que ya merecería, además de mi admiración eterna, una medalla rojiblanca por prestar un servicio a su Graná de su alma, por acabar con algo que no beneficia a nadie, tampoco al club, aunque algunos se empeñen en mantener y avivar el clima bélico. Algo más que la buena voluntad del nuevo jefe de prensa creo yo que hace falta, y son otras buenas voluntades a las que no puede llegar Albendín.

Si el excelente toreo al natural, si la gran mano izquierda de Albendín consigue que el presidente y parte de su directiva se relacionen más con su afición por los cauces normales, es decir, a través de la prensa escrita y hablada, y menos por donde venía siendo habitual, lo que equivale a decir que de ese modo serán presidente y directivos de todo el granadinismo, no sólo de un puñado de hinchas, Manolo merecerá por mi parte muchísimo más aprecio del que ya le tengo.

Toda la suerte del mundo te deseo, Manolo.

No hay comentarios: