EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



jueves, 18 de febrero de 2010

¡¡¡CAMPEÓN!!!


Faltan tres partidos y al Granada le basta con obtener sólo un punto más para ser campeón de la primera liga andaluza de reservas. Además los inmedatos perseguidores han disputado una jornada más que los rojiblancos, que todavía tienen pendiente el partido de la jornada nueve. Pero el siguiente compromiso, el de la jornada trece en la que toca devolución de visita al Cádiz, también resulta aplazado. Así que se juega antes el correspondiente a la catorce y última jornada, la que mediría en Los Cármenes a Granada y Málaga.
La lluviosa noche del miércoles 8 demarzo de 1972, al vencer al Málaga (3-2), único club que podía inquietarle, el Granada era matemáticamente campeón a falta de jugarse todavía dos jornadas. Quedaban pendientes todavía el partido en el campo del Huelva, de la jornada nueve, y el de la visita a Cádiz, de la trece, pero ambos fueron de trámite y cuando por fin se jugaron ya lo de menos era el resultado.
Tanto el Granada como el Málaga (el CD Málaga, se entiende) atravesaban su mejor época histórica y fiel reflejo de esto es el brillante papel desempeñado por ambos en este campeonato andauz, donde fueron claros dominadores, completado con sus respectivas mejores clasificaciones históricas en liga oficial al concluir esta memorable 1971-72. Sólo en temporadas recientes ha habido otra vez en Primera cinco conjuntos andaluces, pero en la 71-72 estuvo claro cuál de ellos tenía la mejor plantilla: el Granada CF.
Moncaleán; Martos (De la Cruz), Barrenechea, Lorenzo; Santos,Manolín; Lolo, Porta, Juano (Gregorio), Chirri y Garre, fue la alineación granadinista. La alineación boquerona, recitada por el espíquer y contestada por la grada con los ¡hoha! de rigor fue: Goicoechea; Ruiz, Serrano, Camargo; Irles, Iglesias; Ramírez, Conejo, Ballesteros, Galindo y Aragón. En estos momentos el Granada andaba muy mermado de atacantes pues Juárez atravesaba una larga lesión. Por eso y por la importancia del partido se recurrió nuevamente a Porta, que era ya por entonces titular indiscutible y claro aspirante al Pichichi con los catorce goles que llevaba anotados en liga oficial.
A la vez y ante la presencia de ojeadores había sido tasado por Candi a millón por gol. También esa plaga de lesiones de atacantes es la causa de la presencia en este partido del tal Juano, delantero centro a prueba que jugó éste y otro partido y no gustó. En el Málaga destacaba la presencia del maracenero Alí en la punta del ataque.
Llovió sin parar, pero a pesar de todo la entrada fue superior a los quince mil espectadores, y el partido en sí resultó un partidazo pleno de buen juego por unos y otros y emoción a raudales. Se adelantaron los de la Costa del Sol, que a los vienticinco minutos ya ganaban 0-2, ambos goles de Conejo ,el segundo muy protestado por haber sido conseguido de lanzamiento directo de falta cuando se había señalado indirecto. Antes del descanso acortó distancias el Granada mediante cabezazo muy bonito de Chirri. La continuación sólo tuvo un equipo, el rojiblanco, y es de destacar el gran apoyo del granadinismo desde las gradas, animando sin parar incluso cuando el Málaga ganaba claramente. El empate llegó al cuarto de hora, cuando Santos sirvió magistralmente para que Porta ejerciera de Porta y rematara perfectamente a la red, siendo saludado el gol con los cánticos de ¡Porta! ¡Porta! Poco después el poco afortunado ariete a prueba Juano deja su sitio al delantero recreativista Gregorio, aclamado con sorna por el granadinismo, que corea su nombre. Y es precisamente este jugador el que consigue el tercero, nuevamente un golazo, de gran remate de cabeza en balón servido al segundo palo desde la derecha por su compañero recreativista Lolo.
Se tratará de un título menor, pero el caso es que no todos los equipos pueden presumir de haberlo ganado, y menos de esa forma, con esa autoridad con la que el Granada conquistó este trofeo no oficial.
La I Liga Andaluza resultó un éxito desde cualquier punto de vista. Sirvió para mantener activos a los suplentes y para ver en acción a posibles fichajes, sin olvidar la parte económica, que también fue muy positiva y en Granada, salvo en una ocasión, en todos los demás partidos la afición respondió y hubo grandes entradas. Además, como campeón, el Granada recibió la suma de 200.000 ptas. que se había establecido. Eran momentos de euforia y Candi, alma máter de este torneo, en entrevista a Gave, de Ideal, manifestaba su alegría y anunciaba para la edición próxima la ampliación a diez de los clubes participantes, procurando que cada provincia tuviera al menos un representante. En esa misma entrevista manifiesta Candi su propósito de instauar este mismo año un trofeo veraniego granadino.

No hay comentarios: