EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



martes, 5 de enero de 2010

LÍDER DESTACADO



La tercera jornada de la liga andaluza de reservas deparó una nueva victoria rojiblanca, en esta ocasión ante el Jerez Deportivo, por entonces en Segunda. Jugaron: Moncaleán; Falito, Barrenechea, Lorenzo; Ochoa, Pla; Garre, Chirri, Porta (Juárez en el descanso), Manolín y Lasa (Paco). El Granada ganó 3-0 con goles de Lasa, Barrenechea de penalti y Juárez (este último ayudándose de la mano, acción muy protestada por los visitantes) y se reafirmó en el liderato en solitario del campeonato andaluz. Este partido se jugó el domingo 24 de octubre, aprovechando el parón en liga ante el compromiso de la selección en Sevilla frente a Rusia en fase de clasificación para la Eurocopa, y volvió a reunir a casi veinte mil espectadores en Los Cármenes. El Granada fue muy superior y lo más destacado fue la alineación de Lasa, que era claramente titular pero había sido expulsado en el partido de la jornada seis en el Manzanares y sancionado con cuatro partidos de los que hasta ese momento sólo había cumplido dos. En aquel partido en campo del At. Madrid el Granada cosechó la segunda derrota (1-0) y el árbitro Canera tuvo una desastrosa actuación en contra de los nuestros pues dio validez al gol, conseguido tras clara falta a Ñito, y expulsó a Lasa cuando el único expulsado debía haber sido el central atlético Ovejero.

La cuarta jornada de la liga andaluza volvió a traducirse en una nueva victoria granadinista, en esta ocasión a domicilio, en El Arcángel cordobés. El nuevo parón en la liga oficial por otro compromiso de la selección en Copa de Europa hizo que el partido se disputara en domingo y en jornada matinal (7 de noviembre de 1971) en lugar de entre semana como era habitual. Jugaron: Izcoa; De la Cruz, Barrenechea, Falito; Ochoa, Pla; Gruart (Gregorio), Chirri, Juárez, Manolín y Garre. En el rival, el Córdoba, se alineó el jovencísimo Del Bosque, cedido por el R. Madrid. Los dos goles granadinistas fueron obra de Ochoa, defensa cántabro muy joven fichado este año, que estuvo dos temporadas sin disputar ni un solo encuentro oficial y que acabó cedido al Recreativo. El gol cordobés lo marcó Garrido, que había pertenecido al Granada pero que también jugó sólo en el Recreativo. Debutaron en el Granada dos recién fichados, el extremo Gruart, que venía del Gerona, y el delantero centro madrileño Gregorio, que pasó a jugar en el filial.

A la semana siguiente, en liga oficial, podemos hablar de la consagración definitiva de Enrique Porta, que con sus tres goles al Sabadell en la jornada nueve acabó por convencer a los pocos que todavía ponían en duda su valía. De los tres goles de Porta merece destacarse el tercero, de gran volea tal como le venía, que clavó el balón en la escuadra, golazo largamente aplaudido y saludado con los cánticos de rigor. Marcar ese tercer gol y ser sustituido por Manolín fue todo uno, por lo que ya no hubo más goles. Con los dos puntos de la fácil victoria ante el Sabadell (3-1) de un Granada muy superior, se colocaba el equipo en su mejor clasificación de la temporada, el sexto puesto, que sería el mismo que ocuparía al finalizar la liga, pero tras varios altibajos a lo largo del calendario, como por ejemplo el de la semana siguiente, jornada diez, cuando en Bilbao se cosechó la tercera derrota (1-0).

Tres días después se jugó la quinta jornada del campeonato andaluz. En esta ocasión variaron las tornas y por primera vez el resultado no fue de victoria rojiblanca. Pese a disputarse en miércoles (17 de noviembre) y no en horario nocturno, la entrada en Los Cármenes volvió a ser bastante buena. El rival era el Betis y el resultado fue de empate a cero. Jugaron: Moncaleán; Jaén, Barrenechea, Lorenzo; Ochoa (Gregorio), Pla (Fernández); Gruart, Chirri, Juárez, Manolín y Lasa. El partido fue bastante malo y se echó en falta la ausencia de Porta, que como ya era titular participaba menos en esta competición de reservas. También es destacable la improvisada posición de lateral derecho que ocupó Jaén, puesto en el que cumplió. Lo peor fue la grave lesión del joven gerundense Pla, un defensa que apuntaba muy buenas maneras y que a partir de este partido ya no se pudo contar con él en toda la temporada. Pese al tropiezo el Granada seguía firme en el liderato, sólo inquietado por el Málaga.

Unos días antes había tenido lugar el estreno de la que a partir de ese momento es la sede del Granada CF, un flamante piso en el número 35 de la calle Recogidas adquirido en propiedad.