EL ONCE FANTASMA

Pedro Escartín bautizó al Granada CF (el Recreativo Granada) con el apodo de "Once Fantasma" cuando este club era un recién llegado a la competición pero ya andaba codeándose con equipos de solera y aspiraba a lo máximo.
En este libro se narran las vicisitudes por las que atravesó el Recreativo en sus cinco primeros años de existencia y también se recogen los sucedidos ciudadanos más impactantes de aquella época revuelta que fue la de la II República.
Para adquirir un ejemplar firmado y dedicado por el autor (20 €), dirigirse a
jlramostorres@gmail.com


Historia del Granada CF



miércoles, 24 de febrero de 2010

TRÁMITES



Antes del partido contra el Málaga que dio al Granada el título de campeón de la liga de reservas, a principios de marzo, había saltado la noticia del traspaso de De la Cruz al Barcelona, que se concreta el día 3 de marzo de 1972. El Granada recibirá seis millones por el magnífico lateral y la opción a incorporar algún descarte barcelonés. Pero cuando todo estaba hecho y firmados los pertinentes documentos la prensa da a conocer que los servicios médicos del Barcelona han descubierto que De la Cruz tiene una lesión congénita que le incapacita para el fútbol profesional; según se puede leer, De la Cruz tiene una lesión de vértebras, pero también se dice que esa misma dolencia puede no tener importancia ya que sus años como profesional del fútbol son ya considerables y hasta ahora nada ha le ha ocurrido al buen futbolista. Finalmente el traspaso al equipo culé no fue deshecho. A Barcelona se marchó una vez concluida la 71-72 y allí completó una larga carrera plena de éxitos, con numerosas presencias como internacional absoluto, incluido Argentina 1978. A De la Cruz en el Barcelona se uniría Barrios cuando faltaba poco para el comienzo de la siguiente temporada. Por su parte, Lasa se fue traspasado al At. Bilbao. Y es que la sensacional plantilla rojiblanca de esta temporada no pasaba desapercibida para los grandes. También hubo otros traspasos menores que asimismo dejaron sus ingresos en las arcas del club, como los de Juárez y Lorenzo al Murcia, Machicha al Cádiz y Puig (del Recreativo) al Villarreal.

Faltaba completar el calendario del campeonato andaluz, aunque para el Granada las dos jornadas restantes eran de trámite. El 15 de marzo comparece el Granada en Huelva para dirimir el partido aplazado en su día y que corresponde a la jornada nueve. Jugaron: Moncaleán; González, Barrenechea, Lorenzo; Santos, Martos (Marino); Garre (Alba), Chirri, Juano, Manolín y Asenjo. En el once granadinista juegan dos hombres a prueba, Alba y Asenjo, que no convencen. Fue sin duda el peor partido de todos los jugados por el Granada en esta competición y cayó derrotado nada menos que por 4-1, precisamente contra el único equipo de los ocho que militaba en Tercera. El único gol de los nuestros lo consiguió Manolín en la segunda parte, cuando ya perdíamos 4-0.

Y una semana más tarde, el 22 de marzo, se celebra la otra jornada aplazada, en esta ocasión toca visita a Cádiz, partido correspondiente a la jornada trece. Menos mal que ya no importa porque el resultado es una nueva derrota, en este caso por la mínima, 1-0, gol obra del gaditano y ex granadinista Lara. Al menos en esta ocasión las crónicas hablan de un gran partido de ambos contendientes, aunque no se tradujera en abundantes goles. Jugaron: Ñito; González, Barrenechea, Lorenzo; Marino, Manolín; Garre, Eladio, Gregorio, Chirri y Alba (Lolo). Como se ve, hay en el once granadino amplia representación del filial, destacando el debut de Eladio. En el Cádiz, además de Lara también se alineó el granadino Aguilera, cedido por motivos militares. Lo más destacable fue la sensacional actuación de un pletórico Ñito que por primera vez en sus ya seis temporadas de rojiblanco ha perdido la titularidad, y que evitó más de un gol de los de amarillo. Lo más curioso fue el penalti lanzado fuera muy alto por el recreativista Marino, que hubiera supuesto el empate, y que, según la crónica, dio la impresión de haberlo fallado aposta ya que se había señalado de forma injusta.

Con la disputa del partido en Cádiz ya sí que estaba completo el calendario de esta primera edición de la Liga Andaluza, que tan brillantemente conquistó el Granada, sin duda el mejor equipo andaluz en esta temporada 71-72. La competición ha sido un éxito incluso mayor de lo que se esperaba, por lo menos por estas tierras. Candi, exultante, en entrevista para Ideal está feliz y su optimismo se traduce en poner en marcha esta misma temporada el trofeo veraniego con el que viene soñando desde hace ya algún tiempo, para lo cual dice que ya hay apalabrado un equipo húngaro. Ha sido tanto el éxito (y la temporada aún no ha terminado) que D. Cándido, descartando un viejo proyecto de ampliación de la grada de General, tiene ya planeada la construcción de un nuevo estadio, de localidades todas sentadas y bajo techo, condiciones que por entonces no reunía ningún campo español.

jueves, 18 de febrero de 2010

¡¡¡CAMPEÓN!!!


Faltan tres partidos y al Granada le basta con obtener sólo un punto más para ser campeón de la primera liga andaluza de reservas. Además los inmedatos perseguidores han disputado una jornada más que los rojiblancos, que todavía tienen pendiente el partido de la jornada nueve. Pero el siguiente compromiso, el de la jornada trece en la que toca devolución de visita al Cádiz, también resulta aplazado. Así que se juega antes el correspondiente a la catorce y última jornada, la que mediría en Los Cármenes a Granada y Málaga.
La lluviosa noche del miércoles 8 demarzo de 1972, al vencer al Málaga (3-2), único club que podía inquietarle, el Granada era matemáticamente campeón a falta de jugarse todavía dos jornadas. Quedaban pendientes todavía el partido en el campo del Huelva, de la jornada nueve, y el de la visita a Cádiz, de la trece, pero ambos fueron de trámite y cuando por fin se jugaron ya lo de menos era el resultado.
Tanto el Granada como el Málaga (el CD Málaga, se entiende) atravesaban su mejor época histórica y fiel reflejo de esto es el brillante papel desempeñado por ambos en este campeonato andauz, donde fueron claros dominadores, completado con sus respectivas mejores clasificaciones históricas en liga oficial al concluir esta memorable 1971-72. Sólo en temporadas recientes ha habido otra vez en Primera cinco conjuntos andaluces, pero en la 71-72 estuvo claro cuál de ellos tenía la mejor plantilla: el Granada CF.
Moncaleán; Martos (De la Cruz), Barrenechea, Lorenzo; Santos,Manolín; Lolo, Porta, Juano (Gregorio), Chirri y Garre, fue la alineación granadinista. La alineación boquerona, recitada por el espíquer y contestada por la grada con los ¡hoha! de rigor fue: Goicoechea; Ruiz, Serrano, Camargo; Irles, Iglesias; Ramírez, Conejo, Ballesteros, Galindo y Aragón. En estos momentos el Granada andaba muy mermado de atacantes pues Juárez atravesaba una larga lesión. Por eso y por la importancia del partido se recurrió nuevamente a Porta, que era ya por entonces titular indiscutible y claro aspirante al Pichichi con los catorce goles que llevaba anotados en liga oficial.
A la vez y ante la presencia de ojeadores había sido tasado por Candi a millón por gol. También esa plaga de lesiones de atacantes es la causa de la presencia en este partido del tal Juano, delantero centro a prueba que jugó éste y otro partido y no gustó. En el Málaga destacaba la presencia del maracenero Alí en la punta del ataque.
Llovió sin parar, pero a pesar de todo la entrada fue superior a los quince mil espectadores, y el partido en sí resultó un partidazo pleno de buen juego por unos y otros y emoción a raudales. Se adelantaron los de la Costa del Sol, que a los vienticinco minutos ya ganaban 0-2, ambos goles de Conejo ,el segundo muy protestado por haber sido conseguido de lanzamiento directo de falta cuando se había señalado indirecto. Antes del descanso acortó distancias el Granada mediante cabezazo muy bonito de Chirri. La continuación sólo tuvo un equipo, el rojiblanco, y es de destacar el gran apoyo del granadinismo desde las gradas, animando sin parar incluso cuando el Málaga ganaba claramente. El empate llegó al cuarto de hora, cuando Santos sirvió magistralmente para que Porta ejerciera de Porta y rematara perfectamente a la red, siendo saludado el gol con los cánticos de ¡Porta! ¡Porta! Poco después el poco afortunado ariete a prueba Juano deja su sitio al delantero recreativista Gregorio, aclamado con sorna por el granadinismo, que corea su nombre. Y es precisamente este jugador el que consigue el tercero, nuevamente un golazo, de gran remate de cabeza en balón servido al segundo palo desde la derecha por su compañero recreativista Lolo.
Se tratará de un título menor, pero el caso es que no todos los equipos pueden presumir de haberlo ganado, y menos de esa forma, con esa autoridad con la que el Granada conquistó este trofeo no oficial.
La I Liga Andaluza resultó un éxito desde cualquier punto de vista. Sirvió para mantener activos a los suplentes y para ver en acción a posibles fichajes, sin olvidar la parte económica, que también fue muy positiva y en Granada, salvo en una ocasión, en todos los demás partidos la afición respondió y hubo grandes entradas. Además, como campeón, el Granada recibió la suma de 200.000 ptas. que se había establecido. Eran momentos de euforia y Candi, alma máter de este torneo, en entrevista a Gave, de Ideal, manifestaba su alegría y anunciaba para la edición próxima la ampliación a diez de los clubes participantes, procurando que cada provincia tuviera al menos un representante. En esa misma entrevista manifiesta Candi su propósito de instauar este mismo año un trofeo veraniego granadino.

martes, 9 de febrero de 2010

MÁS CERCA DE LA VICTORIA FINAL



Así llegamos a la jornada once de la Liga de reservas. La visita del Córdoba se tradujo en otra nueva victoria por paliza rojiblanca, 5-0. El partido se disputó el jueves 10 de febrero. A pesar del horario, a media tarde cuando muchos trabajan, y de que no paró de llover y del frío reinante, Los Cármenes registró una entrada por encima de los quince mil espectadores, porque el triunfo final ya se intuía como bastante probable y sobre todo porque en este partido se presentaba Echecopar. Jugaron: Moncaleán; González, Barrenechea, Lorenzo; Martos, Manolín; Gruart, Chirri, Juárez (Santos), Echecopar (Gregorio) y Garre. Echecopar no defraudó y tuvo una actuación sobresaliente junto al meta Moncaleán y al defensa Martos. El argentino dejó a todos maravillados con sus fintas, jugando muy bien entre líneas y creando muchísimo peligro ante la meta cordobesa, y además marcó un golazo con bajada de balón, driblin y remate de sombrero; era el 2-0, que llegaba al filo del descanso. Antes se había adelantado el Granada con un gran gol de Juárez. La segunda parte sólo tuvo color local y en ella llegaron tres goles más, obra de Chirri, Manolín y Gruart. El Córdoba pudo hacer algún gol, pero sus buenas ocasiones fueron siempre desbaratadas por Moncaleán, que estuvo sensacional.
José Ramón Moncaleán era un joven portero cántabro que perteneció al Granada cuatro temporadas y siempre pareció que tenía grandes facultades, pero sólo fue alineado en un partido oficial con la primera plantilla, esta misma temporada en Copa, cuando tuvo que sustituir a Izcoa lesionado en Tenerife, interviniendo apenas diez minutos, esa es toda su participación como granadinista. Al año siguiente se marchó a hacer la mili y finalmente acabó jugando en el filial Granada B.

El siguiente compromiso en el campeonato andaluz, el de la jornada doce, tuvo lugar en el Benito Villamarín, ya el 24 de febrero, de donde el Granada se trajo un empate a uno con la siguiente alineación: Ñito; González, Martos, Lorenzo; Santos, Manolín; Chirri, Marino, Gruart, Esteban (Lolo) y Garre (José Luis). Como se ve, la alineación granadinista se puede decir que fue de circunstancias ante la gran plaga de lesiones por la que atravesaba en esos momentos la primera plantilla. Se alinearon del filial: González, Marino, Esteban, Lolo y José Luis, además Martos actuó de improvisado defensa central y en la delantera el hombre más en punta fue Gruart, un extremo. Pero a pesar de eso el Granada planteó un gran partido defensivo y pudo puntuar, en lo cual tuvo gran importancia el partidazo de Ñito, relegado a la suplencia en la segunda vuelta en beneficio de Izcoa. El Granada se adelantó con un golazo desde treinta metros de Garre, pero pronto empató el Betis pero se supo aguantar el resultado. A falta de tres jornadas y con el balance de ocho victorias, dos empates y sólo una derrota (veintiocho goles a favor y ocho en contra), al Granada le bastaba un solo punto para ser matemáticamente campeón de esta primera edición de la Liga Andaluza de Reservas.

miércoles, 3 de febrero de 2010

DERROTA EN MÁLAGA



Los Reyes trajeron al granadinismo un nuevo fichaje bomba, el de Echecopar. La noticia de Ideal de 5 de enero de 1972 dice que el media punta de Estudiantes tiene veinticinco años y costará al Granada millón y medio. Se incorporará al equipo para ir adaptándose a nuestro fútbol e intervenir en algunos amistosos ya que esta temporada no puede jugar competición oficial al estar cerrado el cupo de oriundos. Dos semanas después llega por fin a Granada este segundo representante del mítico Estudiantes de Zubeldía y, como a Aguirre Suárez, lo trae Epifanio Rojas. El fichaje es por tres temporadas. Juan Miguel Echecopar declara que ha preferido venirse a la tierra de sus padres antes que irse a Francia o a Méjico, y que hace normalmente diez goles con facilidad. También viene como oriundo, hijo de padres vascos, porque siguen prohibidos los extranjeros en el fútbol español.

Pero antes vuelve la Liga Andaluza aprovechando un nuevo parón liguero. El 10 de enero se juega el aplazado en su día último partido de la primera vuelta Málaga-Granada. En la Rosaleda no pudo el Granada seguir con su progresión ganadora y fue a encajar la primera derrota, 2-1. Jugaron por el Granada: Moncaleán; Martos, Fernández, Lorenzo; Ochoa, Jaén; Gruart, Chirri (Barrios), Juárez, Fontenla y Garre. Por el Málaga de Kalmar se alinearon varios de sus titulares, porque los vecinos tenían alguna posibilidad de dar caza al Granada en el liderato y no quisieron dejar pasar la oportunidad. En la alineación granadinista destaca la vuelta de Martos y Fontenla, saliendo de largas lesiones, y la presencia en el centro de la zaga de Fernández, que todavía estaba cumpliendo sanción tras su expulsión en camilla del Bernabéu, casi un mes atrás. Fernández, que fue de los mejores, salvó en la misma línea un balón que entraba y que incluso se pidió por los malagueños la concesión de gol, gol fantasma que el gran defensa que era Pedro Fernández evitó con uno de aquello saltos suyos en los que llegaba con el pie al mismo larguero, en la acción más espectacular de un partido en el que los locales jugaron mejor y ganaron justamente con goles de Macías, de penalti, y de Búa. Juárez hizo el único rojibanco. La primera derrota en Liga Andaluza apretaba la cabeza, pero el Granada continuaba líder en solitario.

También hubo aplazamiento del siguiente partido de competición andaluza, el que debía oponer al Granada contra el Huelva en su casa, correspondiente a la novena jornada. En su lugar y a finales de enero se disputó el correspondiente a la jornada diez, en la que tocaba visita a Jerez. El resultado volvió a ser de victoria rojiblanca, esta vez por la mínima, con un solitario gol que consiguió Juárez. Jugaron: Moncaleán; Martos, Barrenechea, González; Santos (Marino), Manolín; Gruart, Martínez Pérez, Juárez, Chirri y Lolo (Gregorio). Como se ve, en el once granadino hubo gran presencia de futbolistas del Recreativo (Marino, Martínez Pérez y Lolo, además de Gregorio).También se alineó en el Granada el defensa lateral González, que venía a prueba procedente del Portuense y que fichó por el filial. El único gol llegó al filo de los veinte minutos. El Granada fue bastante mejor, y el concurso de Santos, Barrenechea y sobre todo Chirri bastó para imponerse a un Jerez en el que actuaron también varios jugadores de su filial.

Mientras tanto en la liga de Primera comenzaba el Granada su gran segunda vuelta, con tres triunfos consecutivos, ante R. Sociedad y Las Palmas en casa y a domicilio, 2-3 en Sarriá, que hacían que estrenáramos positivo en la clasificación. Además en Copa se deshacía sin demasiados problemas del Tenerife, de Segunda, al que goleó 4-0 en Los Cármenes con Michels en las gradas espiando a varios jugadores de uno y otro equipo. Por otra parte, el goleador Porta empezaba a distanciarse en la clasificación del Pichichi.